Vóley: Estados Unidos aniquiló el sueño polaco de ir por la medalla dorada

0

Por: Felipe Cubillos Buitrago

El Maracanazinho presenció la victoria de Estados Unidos sobre Polonia 3 sets a 0. Los norteamericanos, en un choque de potencias mundiales, lograron su clasificación a las semifinales y están cada vez más cerca de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Los polacos sufrieron la jerarquía por la que se está destacando el conjunto norteamericano en la actualidad, donde gozan de ser una de las potencias mundiales del voleibol internacional. El partido tuvo como resultado el impresionante marcador de 3-0, con parciales de 25-23, 25-22, 25-20 a favor de los dirigidos por Jhon Speraw. Figuras como Anderson, Christensen, Holt, Sanders, fueron piezas clave para el funcionamiento de los victoriosos, a pesar de tener de frente una potencia como Polonia que también goza de tener estrellas como el legendario Bartosz Kurek, Nowakowski, Michal Kubiak, que no lograron crear las combinaciones suficientes para derrumbar el poderío de los estadounidenses que no descuidaron la defensa y supieron contraatacar cada oportunidad dada por los europeos.

 Aaron Russell, figura indiscutible

A pesar de que estamos acostumbrados a que el peso de la balanza esté inclinado hacia los jugadores más experimentados, Jhon Speraw ha sabido hacer la rotación correspondiente respetando el proceso y logrando el objetivo de obtener jugadores como su armador titular indiscutible Christensen, su atacante en punta Sanders y su joven pero ya experimentada estrella, Anderson.

En este importante partido, el turno fue para Russell quien supo afianzarse en su posición y a su equipo, cumpliendo sus respectivas funciones en cada uno de los campos que exige este deporte: defensa, ataque, recepción, servicio, proyección y apoyo total a las jugadas.  Todo este conjunto hizo de este joven jugador la estrella del partido disputado por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos en Río 2016.

Aaron fue pieza clave y complemento de manera perfecta con el armador Christensen quien le dio su total confianza para definir las jugadas donde el balón no era cómodo. Así mismo, Russell fue quien terminó el partido con un impresionante ataque.

Polonia no pierde su cualidad de ser una de las potencias mundiales, pero evidentemente no es el mismo de hace una década que podía abatir a cualquier equipo. Lo que se vio fue un proceso nuevo, mezclado con la experiencia que en manos del entrenador francés Stephane Antiga, se ha ido desarrollando de una manera muy positiva a punto de ser los campeones de la edición 2014 del World Championship que se disputó en Polonia. Ahora deben entender cómo ganar fuera de casa, ya que tienen una de las canteras más fuertes al igual que Rusia.

Los norteamericanos quienes ya están acostumbrados a estar en semifinales y finales de talla mundial, tales como el World Championship y la World League, que cumplen el papel de ser los torneos importantes a nivel de seleccionados nacionales; no fallaron esta vez y lograron abatir sin ningún problema a una de las potencias mundiales del deporte, demostrando una vez más porque son, en definitiva, uno de los equipos más fuertes del mundo, compartiendo el podio con Brasil y Rusia.

Estados Unidos ahora deberá enfrentar a Italia quien eliminó a Irán, otra potencia mundial en desarrollo. De cara al partido que viene para las semifinales, se espera un choque entre una fuerte y completa selección estadounidense con un fuerte proceso, contra una Italia que está renovando manteniendo la experiencia en Birarrelli, Zaytsev y Juantorena.

 

Comparte.

Acerca del Autor

Toda la información de Argentina y el mundo vista desde todos los ángulos.Info y contacto: redaccion@elresidente.com.ar

Design by Innovaideas