Los beneficios del kiwi que superan a otras frutas

0

Por: Redacción / Tendencias 

Cada vez más estudios investigan y resaltan los beneficios que tiene para los consumidores, mientras que la producción mundial de esta versátil fruta aumentó en más de un 50% durante la última década.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las frutas y vegetales son componentes importantes de una dieta saludable; y su consumo diario podría ayudar a prevenir enfermedades como las cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. En este marco, el kiwi tiene muchos beneficios comparado con otras frutas.

El componente mayoritario del kiwi es el agua. Su aporte calórico es moderado, por su baja cantidad de hidratos de carbono de bajo índice glucémico. También destacan su contenido en vitamina C (más del doble que una naranja) y vitaminas del grupo B, entre ellas el ácido fólico.

Es rico en minerales como potasio, magnesio y fibra soluble e insoluble (equivalente a un bowl de cereales), con un potente efecto digestivo. El magnesio se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. Además, posee actinidina, enzima proteolítica exclusiva del kiwi, ayuda a la digestión de alimentos ricos en proteínas y la salud intestinal general.

Su alta concentración de vitamina C impacta positivamente en múltiples funciones de nuestro organismo. Esto se debe a su alto poder antioxidante, el cual combate los radicales libres que causan el envejecimiento celular y que pueden provocar cáncer. Esta vitamina también destaca porque es eficaz en la lucha contra todo tipo de gérmenes. La vitamina C tiene un efecto antihistamínico y antialérgico, a la vez que trata enfermedades como la sinusitis y el asma.

Un estudio publicado en Thorax (2000, vol 55) hizo seguimiento a más de 18.000 niños entre 6 y 7 años del norte y centro de Italia. Éste encontró que quienes ingerían más frutas cítricas y kiwis (5-7 porciones por semana) tenían una incidencia del 44% menor de jadeo en comparación con los niños que ingerían menos (menor a una vez a la semana). La falta de aliento disminuyó un 32%, el jadeo intenso en 41%, la tos nocturna un 27%, la tos crónica un 25%, y la secreción nasal un 28%.

Estudios han demostrado que este nutriente es capaz de mejorar el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, aumentando las defensas y ayudando a luchar de forma efectiva contra los virus.

 

Comparte.

Acerca del Autor

Toda la información de Argentina y el mundo vista desde todos los ángulos.Info y contacto: redaccion@elresidente.com.ar

Design by Innovaideas